Destinos / Experiencias de viajes / Viajes

París, la ciudad Luz

París, la ciudad luz, como es llamada esta ciudad, dicen que debe su nombre a que es considerada el centro de las artes y la educación y también a que adoptó de forma temprana la iluminación urbana. Pero para mí, es la ciudad luz porque brilla, es mágica e ilumina los corazones de todas las personas que la visitan, si ven?, hasta se sale mi lado poeta solo con escribir sobre esta maravillosa urbe.

Por fin en París

Confieso que es la ciudad que más soñaba con conocer. Siempre me ha gustado todo lo relacionado con la Torre Eiffel y ambientes parisinos, hasta objetos con la Torre Eiffel tengo. Por eso, cuando me bajé del avión en el Charles De Gaulle, sentí una sensación genial saber que cumplía uno de mis tantos sueños.

Desde que uno sale del aeropuerto, se siente él ambiente parisino. Al bajarme del metro, se veían los cafés románticos parisinos, valga la redundancia y las luces de las calles, todo hermoso.

La emblemática Torre Eiffel

Obviamente lo primero que quisimos conocer fue la Torre Eiffel. Y como siempre soñé, en frente de mí esa mole enorme de hierro decorada con hojas de otoño que caían al piso. La neblina tapaba la punta de la torre, pero igual se veía hermosa e imponente, hasta se me erizó la piel, o bueno no sé si era por el frío, pero se me puso la piel de gallina como decimos en mi país.

París, Torre Eiffel
En el i terior de la Torre Eiffel

París, Torre Eiffel   París, Torre Eiffel

Observamos la torre desde todos los ángulos caminando, simplemente genial.

Subimos al segundo nivel desde donde se ve toda la ciudad, es más grande de lo que pensaba y desde luego fascinante. Después ascendimos a la cima pero la neblina no nos dejó ver sino blanco por las ventanas, parecían paredes en lugar de nubes. Sin embargo observamos toda la historia de la torre y recorrimos tiendas de souvenirs. El frío era intenso pero se atenuaba entrando a las tiendas pues tienen calefacción.

París, vista

París, vista

Las entradas

Nosotras compramos las entradas para subir a la torre en la misma entrada, no había fila ni nada; quizás por la época, pues fuimos en noviembre, osea en temporada baja, pero siempre me recomendaron comprarlas por internet. Eso sí, por internet no venden las entradas solas, sino con tours Guiados solos o con cena y crucero por el río Sena; todo depende de los gustos y el bolsillo. Pero si es temporada alta es mejor asegurarse comprando por internet para no tener que hacer filas.

Por la ciudad

Recorrimos la ciudad a pie y en metro y nos maravillamos con cada esquina, cada edificio, cada pájaro, e incluso cada hoja que caía de los árboles.

Caminar por los Campos Elíseos, que dentro de mi ignorancia pensaba que eran literal campos, pues no, realmente es una extensa avenida que va desde el emblemático Arco del Triunfo, hasta la Plaza de la Concordia. En esta plaza se encuentra la gran rueda o noria. También hace parte de los Campos Elíseos, las tiendas de diseñador lujosísimas, de tres y cuatros pisos cada tienda, súper exclusivas y costosísimas, por lo que claramente no entramos, pero solo con recorrerlas y mirar sus vitrinas se siente uno glamouroso y fino, así sea por un rato. Filas de frondosos árboles también atraviesan esta avenida.

París, Campos Elíseos
Campos Elíseos hacia la Plaza de la Concordia

París, Gran Rueda

París, Notredam
Catedral de Notredam
París, Palacio Los Inválidos
Palacio Nacional de Los Inválidos
París, Arco del Triunfo
Arco del Triunfo
París, Grand Palais
Grand Palais de Campos Elíseos
París, Hotel Ritz
Hotel Ritz París
París, Champs de Mars
Champs de Mars

También tomamos el Turibús, allá se llama «Hop on –  Hop of bus», este si lo habíamos comprado por internet y recorre toda la ciudad con audioguía a bordo para ir aprendiendo y conociendo todos los sitios turísticos. Además, uno se puede bajar y subir en cualquiera de los sitios turísticos que se desee durante el día.

París, Big Bus
Bus Hop on – Hop Off – foto de www.parispass.com

Entre los imperdibles de París están Las Galerías Lafayette, son también lujo total, mucho brillo, luces, lámparas destelleantes. Otros lugares para conocer son Mouling Rouge, Montmantre, El Museo de Louvre, entre otros, que no alcanzamos a conocer por el corto tiempo, pues estuvimos pocos días en París y además dedicamos un día a Eurodisney, divertidísimo plan que será comentado en otro post.

París, Moulin Rouge
Moulin Rouge
París, Galerías Lafayette
Galería Lafayette – foto tomada de www.es.parisinfo.com
París, Estación de tren Gare de L'est
Estación de tren Gare de L’est
El crucero por el río Sena

También recorrimos el río Sena en la noche en crucero, una experiencia muy bonita, aunque en plan romántico se debe ver de otra forma, pero yo no estaba en ese plan, sin embargo lo disfruté. Ver puentes divinos iluminados y edificios y monumentos arquitectónicos y demás paisaje que se observaba desde el barco, lo hicieron fabuloso.

París, crucero por el Sena París, crucero por el Sena París, crucero por el Sena

Y de nuevo la Torre, por supuesto

Todas las noches fuimos a la Torre Eiffel, si verla de día era ya espectacular, de noche fue mágico, impresionante, fabuloso, y cada hora destellan luces blancas durante 5 minutos, que la hacen aún más deslumbrante.

París, Torre Eiffel de noche París, Torre Eiffel de noche destellos

El interminable Museo de Louvre

La cuota cultural principal, estuvo a cargo del Museo de Louvre, su entrada también comprada por internet. Enorme este museo, más de lo que creíamos, por tanto de ilusas contábamos con 2 horas para recorrerlo según nosotras todo. Pero, cuando nos entregaron los tiquetes nos dijeron que para recorrerlo por completo al detalle se requerían 150 días más o menos. Plop, que desinfle y aunque algunos amigos nos habían advertido que escogiéramos salas y temas principales para conocer, igual queríamos alcanzar a conocerlo todo. Entramos y fuimos en orden viendo sala por sala según el mapa, es increíble cuanta historia, cuanto arte, cuanta cultura junta. Recordamos mucha historia que nos enseñaron en el colegio, esculturas, pinturas, objetos, que habíamos visto en los libros de historia, verlos de frente es muy emocionante.

París, Museo de Louvre
París, Museo de LouvreParís, Museo de Louvre

París, Museo de Louvre

La Monalisa y otros imperdibles

El tiempo voló y no habíamos visto la emblemática Monalisa, ni la momia, ni los sarcófagos, ni otras obras importantes, entonces salimos corriendo por todos esos pasillos laberínticos preguntando puntualmente por lo que queríamos ver, y vaya que si es muy grande ese museo. Después de mucho caminar y correr, por fin encontramos la Monalisa, que no es más que un pequeño cuadro, más pequeño de lo que pensé y nada del otro mundo, con una fila de gente esperando turno para tenerla cerca.  Nosotras nos metimos por un lado, le tomamos foto no tan cerca pero tampoco tan lejos y listo. Terminamos de ver la momia que si me sorprendió y emocionó verla y vimos lo otro que queríamos ver, y nos fuimos.

París, Museo de Louvre  París, Museo de LouvreParís, Museo de Louvre

París, Museo de Louvre
Monalisa o Gioconda (perdón por lo borrosa)

Recomendación para visitar el museo, definir previamente las obras principales que quieres ver si tienes poco tiempo, o si puedes, dedícale un viaje solo al museo por varios días. Hay gustos para todo y hay quienes solo viajan para visitar museos.

El opulento Palacio de Versalles

Otro imperdible de París es el Palacio de Versalles, que queda aproximadamente a menos de una hora en metro desde París, aunque también venden tiquetes por internet con transporte incluido. El palacio es la opulencia en todo su esplendor. Desde la entrada pudimos darnos cuenta de ello, pues las rejas y los techos eran enchapados en oro. Al entrar, la cosa no cambió, había más lujo aún, tenía oro por todos lados, había lujo en exceso. Este palacio albergaba a la realeza francesa, por lo que, recorrer las habitaciones de los reyes, de Maria Antonieta, etc. Era excesivamente lujoso, oro y lámparas en cristal de Baccarat y demás materiales costosos. Los jardines son esplendorosos y grandísimos, proporcionales al palacio, que más que palacio parece una ciudad pequeña con varios edificios.

París, Palacio de Versalles
Palacio de Versalles
París, Palacio de Versalles
Palacio de Versalles

París, Jardines de Versalles

París, Jardines de Versalles

París, Jardines de Versalles
Jardines de Versalles
París, Palacio de Versalles
Salón de Mercure

París, Palacio de Versalles

París, Palacio de Versalles

Versalles, la ciudad

Versalles, donde se encuentra el palacio, es una ciudad que queda en las afueras de París, por lo tanto el recorrido en metro hasta dicho palacio es muy agradable pues en esa parte de los suburbios, el metro no es subterráneo y puedes ver zonas residenciales de París y sus alrededores. Obviamente la zona residencial es muy diferente de la zona turística, pero igual es interesante conocer un poco la forma la vida de la gente, y me pareció que París y Versalles son ciudades muy tranquilas para vivir. Debe ser raro para uno vivir en medio de tanta tranquilidad cuando se está acostumbrado a ciudades donde no la hay, no sé como sería la verdad, pero sin duda pienso que todo es cuestión de costumbre y estilos de vida.

Y se estaba acabando el paseo 🙁

Terminando el recorrido de Versalles a París sentía ya nostalgia pues el viaje a esta maravillosa ciudad se acababa. Nunca había sentido tanto pesar de tener que irme de una ciudad como cuando me fui de allá.

París me pareció una ciudad hermosa por donde la vea, amé esta ciudad, todo es a lo grande, todo es elegante, y soñado. Y volveré a París, no una ni dos sino varias veces más y en diferentes planes,  además de ir en diferentes épocas del año, pues si la conocí en otoño y me encantó, no imagino en primavera, será el triple de hermosa. Simplemente una ciudad única y majestuosa y me quedo corta con este post pues, es difícil describirla, es para disfrutar y admirar.

Nota: Las entradas a los sitios turísticos que menciono los puedes conseguir en: www.musement.com y/o www.viator.com.

Lugave 🙂

Comentarios

Teresita
30/07/2017 a las 5:56 pm

Lo describiste tan bien que quisiera estar alla. Te felicito por tan buena información. Me gustó



Miryam Dolly Eugenia Restrepo Acevedo
05/11/2017 a las 9:56 pm

Que delicia ese viaje , muy valiosas tus apreciaciones y descripciones .

¿Qué tal la alimentación puedes dar algunas recomendaciones para que sea deliciosa y económica, y en cuánto al transporte que recomiendas :caminar , tomar cicla o metro ?



    lugave82
    06/11/2017 a las 10:14 am

    Muchas gracias. La alimentación no es barata en ningún lado, pero siempre encuentras Mc Donalds por todas partes si quieres ahorrar dinero. Respecto al transporte lo mejor es el metro en cualquiera de las ciudades de Europa es la mejor opción, aunque siempre es buena idea caminar, pero los metros son la mejor forma de transportarse. Y ya para ir de una ciudad a otra los trenes. Te recomiendo visitar https://www.paris.es/transporte para darte una idea del metro y los medios de transporte de París.



Paola
29/01/2018 a las 7:40 pm

Quisiera saber donde te quedaste porq voy en mayo por 2 noches, 3 dias y necesito algo bueno, bonito y barato



    lugave82
    08/04/2018 a las 8:54 pm

    Hola, no sé por qué apenas veo este mensaje, espero que aún te sirva. Me quedé en el hotel Beauvoir, lo reservé por Booking, es sencillo, cómodo y barato, pero lo mejor es que queda a solo media hora de una estación del metro. Que pases súper rico!!



16/07/2019 a las 1:51 pm

Hola hacia mucho tiempo necesitaba esta informacion 🙁 al fin voy a poder terminar el trabajo del semestre muchas gracias T.T



22/12/2019 a las 7:03 am

Buenísimo el aporte. Un cordial saludo.



30/08/2021 a las 3:26 pm

Hurrah! At last I got a weblog from where I can truly get helpful facts
regarding my study and knowledge.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.